¿Por qué la grasa localizada no se va con dieta?

21 junio, 2019 | | Comentarios desactivados en ¿Por qué la grasa localizada no se va con dieta?

Todos conocemos a alguien que está en su peso pero que siempre está a dieta porque quiere perder la grasa localizada en una zona concreta que considera problemática. Lo habitual es que acabe perdiendo demasiado peso, tal vez muy delgada en conjunto, pero los acúmulos grasos continúen visibles.

La grasa localizada tiene una causa genética y es casi imposible eliminarla mediante dieta, ejercicio o cremas reductoras. Se puede perder en parte, pero siempre va a estar ahí acumulada y para quién la tiene, va a ser mucho más visible que para el resto.

¿Qué puede entonces hacer alguien que tiene grasa localizada en una zona y quiere perderla sin perder peso en el resto de su cuerpo? Si es una persona con buenos hábitos de alimentación, con un estilo de vida saludable y que está en su peso, podría valorar la liposucción como una solución muy buena para su problema.

Hoy, la liposucción se lleva a cabo con sedación y una anestesia local, lo que la hace mucho más segura y también más económica. Al estar hablando de muy poca grasa localizada, es una intervención rápida y muy efectiva que ayuda a conseguir por fin el cuerpo perfecto. Tras la intervención el paciente tendrá que continuar con su estilo de vida saludable para evitar que se produzcan nuevas acumulaciones de grasa, tal vez no en la misma zona, pero sí en los alrededores.

Pero ¿y si se tiene sobrepeso? ¿Es la liposucción una forma fácil de adelgazar? No, lo cierto es que una persona con sobrepeso generalizado no debería de recurrir a la liposucción para perder la grasa acumulada ya que, si continúa con el mismo estilo de vida y no implementa cambios en sus hábitos, volverá a engordar y no valdrá de nada haber pasado por el quirófano. Incluso puede ser que la grasa nueva que produzca se acumule en zonas concretas creando montañitas muy antiestéticas.

Los cirujanos les aconsejan a sus pacientes que hagan dieta y ejercicio y que cuando consigan perder peso, entonces se planteen la liposucción como una manera de moldear el cuerpo y hacerlo más bonito y equilibrado. No obstante, hay excepciones como los casos de personas que van a realizarse determinados tratamientos y que tienen que perder mucho peso antes, pudiendo ser la liposucción una forma de ayudarles a hacerlo cuando el tiempo apremia.



Comments are closed