Pisicina cubierta para disfrutar todo el año

15 mayo, 2017 | | Comentarios desactivados en Pisicina cubierta para disfrutar todo el año

¿Hay algo mejor que una piscina en tu jardín? La respuesta es sin duda alguna una piscina cubierta y climatizada para poder disfrutarla durante todo el año. Para conseguir eso lo primero que hay que buscar es cubiertas piscina de calidad y que permitan un total aislamiento. Estas cubiertas harán posible la climatización ya que si no existe un buen aislamiento ocurrirá que el aire frío del exterior entrará y hará bajar la temperatura.

Utilizar la piscina durante todo el año es una ventaja cuando está en la que es nuestra vivienda principal. Poder disfrutar del agua en cualquier momento y nadar con los hijos o con los amigos cada fin de semana es un lujo que está más a nuestro alcance de lo que pensamos.

Si eres amante del agua y disfrutas practicando este deporte, seguramente te merezca la pena hacer el esfuerzo. Especialmente si en el espacio climatizado colocas también algunos aparatos de gimnasio que te permitirán entrenar y mantenerte en forma en ratos libres sin tener que desplazarte a un gimnasio.

Hay que valorar no solo el coste de la obra, sino también el mantenimiento durante todo el año. Tener una piscina climatizada tiene un coste, pues hay que calentar el agua y mantener el ambiente en el recinto. Hay que saber si es posible conectarla solo unas horas al día y cuánto costaría hacerlo. De este modo, se sabrá si las cuentas cuadran y si la economía familiar permite darse ese capricho.

Por el contrario, si se trata de una vivienda de fin de semana o a la que se acude tan solo en vacaciones lo más probable es que este tipo de cubiertas no valgan la pena en absoluto. El coste que suponen no va a ir acorde con el tiempo que se va a disfrutar la piscina cubierta.

En estos casos habría que valorar el comprar una cubierta de suelo, que tapara totalmente el agua para poder guardarla de un año para otro pero nada más. Estas cubiertas permiten aprovechar el espacio y evitan peligros, como el de que un niño pueda caerse al agua. Escoge una que sea fácil de poner y de quitar para que no de pereza utilizarla tantas veces como sea necesario.

Esto es también interesantes si el jardín es pequeño, ya que se puede utilizar la piscina durante el día y disponer de un espacio para cenar al caer la tarde.



Comments are closed