De la tienda a la oficina

13 enero, 2019 | | Comentarios desactivados en De la tienda a la oficina

Pronto decidí que quería tener una independencia económica, así que empezar a trabajar desde bien jovencita. Como no tenía una titulación las opciones para encontrar trabajo eran bastante limitadas: hostelería o tiendas de moda. Lo intenté en la segunda opción ya que soy muy aficionada a la moda, aunque no tenía ni idea de vender.

Tras algunas entrevistas infructuosas conseguí trabajo en una de las cadenas de ropa más importantes de España. Aunque al principio ganaba poco y trabajaba mucho, me tomé el trabajo con mucho entusiasmo: me sentía una afortunada de estar rodeada de ropa y de ayudar a la gente a encontrar las prendas adecuadas.

Pero en aquel trabajo no solo había que indicar a los clientes las ofertas Monos mujer o acompañarlos al probador: la letra pequeña era la cantidad de tiempo que pasabas doblando ropa, cambiando estanterías y renovando los escaparates. A veces acababa deslomada, y llegaba a casa pensando que tal vez ese trabajo que tanto me gustaba al principio no fuera algo a largo plazo, como me decían la mayoría de mis amigas.

Pero tras un par de años en aquella tienda, y cuando ya estaba pensando en la posibilidad de buscar un cambio de sector, me llegó una noticia que cambió mi futuro: me ofrecían ser la encargada en una tienda de nueva apertura en otra ciudad. Para empezar, me dio un poco de miedo tener que irme a otro sitio, pero la oferta dejaba clara una cosa: la empresa confiaba en mí.

Así que acepté y me tomé en serio aquel trabajo: sí que podía ser una profesión a largo plazo y no solo un trabajo temporal que se acepta mientras llegan otras cosas mejores. Unos años más tarde me llegó otra oferta: trasladarme a la sede de la firma en otro país para formar parte del departamento de marketing ofreciendo toda mi experiencia tanto en gestión de tiendas como en trato directo con el cliente.

Aunque en algunos momentos echaba de menos estar “al pie del cañón”, aquello de recomendarle ofertas Monos mujer, el hecho de trabajar codo con codo con creativos organizando estrategias de marketing fue algo nuevo y excitante.



Comments are closed